lunes, 27 de marzo de 2017

Vuela con tus alas



Vuela con tus alas,
Yo volaré con las mías,
¿No era lo que tú querías?,
Pues, vuela…,
Porque las mías, son mías.

Vuela donde te lleve en viento,
Vuela alto que yo no te vea,
Yo volaré donde quiera,
Donde el destino me lleve,
El sabrá mi camino
Para no encontrarme contigo.

Nuestros caminos no deben cruzarse jamás,
Nuestros destinos por distintos caminos irán,
Porque el destino sabe que no debemos encontrarnos,
¡Manda él!, y él, jamás consentirá…,
Que nuestras vidas se vuelvan a cruzar.


lunes, 20 de marzo de 2017

·El silencio de mi mente


No me gusta mi silencio,
El silencio de mi mente
Que me habla y que me engaña,
Que quiere ser
Una nube…..,
Que  mi alma empaña,
Para que nadie la vea,
Para que nadie la intuya,
Para  encerrarla,
En las cárceles difusas
Del corazón oprimido
Por las rejas …,
Del silencio
Que se le impone a mi alma.

Silencio que mintiendo,
Y reprimiendo,
Con sus zarpas….,
Escudriñando mi mente,
Reprime mis movimientos
Quiere mandar en mi alma
Quiere mandar en mi cuerpo,
Quiere que vaya a su marcha
Quiere que sea su guía,
Su guía, pero no me sigue,
Siempre va a su albedrío,
Es libre de pensamientos,
Es libre de movimientos,
De movimientos que vuelan
Alrededor de mi alma,
Y a  mi corazón, engañan.

MI mente me está mintiendo
Desde que mi razón alcanza,
Llena de dudas mi vida,
Me encierra en sus telarañas,
Telarañas, que ...,
Va tejiendo,
Como si fuera una araña,
Con ellas atrapa sus victimas,
Como a la mosca inocente,
Que…,
Creyendo ver su sustento,
Se tropieza con la muerte;
Quiere llevarme a la muerte,
Y también el desconsuelo,
Del ser que se siente sólo,
¿Nadie ha de ver sus desvelos?,
Sola hasta el fin de sus días,
Nadie acompaña su duelo,
El duelo que mi alma siente,
Pero, al fin…,
Mi mente miente,
Con saña y alevosía


miércoles, 8 de marzo de 2017

La verdad de la mirada


Es la mirada del otro,
Te escudriña, te examina,
Va recorriendo tu cuerpo
 Desde abajo para arriba,
Y te aprueba o te suspende,
Va mirando tu envoltura,
Cual si fuera cosa suya. La mirada nunca miente,
Vale más que mil palabras,
Si pudiera te robaba
Hasta tu aliento templado,
Te examina con dureza,
Con la dureza que siente
El que nunca ha conseguido
Engalanarse por fuera,
Ya que su corazón ingrato
Pone  trabas a su mente,
Para que con su envoltura,
No atraiga otras miradas,
Que vean sus grandes galas,
Que no son sino los signos
De su cuerpo y de su envidia,
Que es el vicio de mi España,
El vicio que nos domina,
Y que manda en nuestros seres,
El que ordena nuestras mentes
Para que con su cordura,
Ordene nuestros pesares,
Ordene nuestras miradas,
Ordenes nuestras envidias,
Y al fin,
Ponga orden en nuestras vidas
Antes de llegar al final,
Al final que nos espera,
Al final que nos domina,
Que no podemos eludir,
Porque el alma es inmortal
Y el cuerpo es tierra pura,
Y a la tierra ha de volver,
Despreciando su envoltura,
Desnudo como nació,
Como nació y como muere,
El que nunca ha procurado
Ver el final con amor,
Ni con los bienes que el cielo
Le ha regalado, y que con desprecio,
Ha  rechazado,
No merece otro destino,
Es el destino de todos,
Pero el que apreció
Los bienes que…,
El cielo le regaló,
Llega con paz a esa hora,
Plena su alma de ternura,
De amor hacia los demás,
Lo que ha visto por sus ojos,
Le ayudan a descansar,
Nunca sintió envidia por nada,
Nunca la sintió en su corazón
Ese vicio a tentarle no llegó,
Pues al fin, sabia lo que le esperaba,
Lo sabía sin temerle,
Cuándo sus ojos cerraron,
Y su cuerpo a sus orígenes volvió,
Su corazón descansó, y su alma,
Voló hacías las estrellas,
Con la luna y con el sol,
Y su mirada desde arriba,
Con su brillo…,
A todos maravilló.

martes, 7 de marzo de 2017

Mi Marbella


Marbella es la ciudad
De la eterna primavera,
En mi Ciudad todos los días
Sale el sol…,
Nos calienta con sus rayos,
Pero no lo hace
Cuando las nubes
No le deja traspasarlas
Y cuando llueve,
Pero como mi Ciudad nos quiere
Las lluvias fuertes caen de noche
Y nos libra de mojarnos
Y coger un resfriado

Excepto cuando  las nubes
Lo desafían y luchan con él
Y no lo deja salir,
Él pierde su alegría,
El día se oscurece
Y no lo dejan traspasarlo.
Y eso que llamamos lluvia
Es la impotencia de las nubes
Porque saben que el sol,
La guerra al fin ganará
Nos devolverá su luz
Y sus rayos de nuevo
Nos acariciarán suavemente
Con su fuego.

Así es mi Ciudad…,
La más bella, acariciada por el mar
Y protegida por una sierra,
Que se llama Sierra Blanca,
Muy singular y hermosa,
Su nombre se lo pusieron
Los Reyes Católicos
Que al ver su mar y su sierra
Dijeron “qué cosa más bella”,
Si quieren saber más de ella.
 Vengan a mi bonita Ciudad
Y así comprobarán
Que no he mentido
En las loas a mi Marbella.

viernes, 3 de marzo de 2017

¿Y tú te llamas poeta?


¿Y tú te llamas poeta?.
Tú no puedes ser poeta
Porque no has sentido
Jamás el amor en tu corazón.
Tampoco has querido
Aceptar el amor de los demás.
Si no conoces el amor,
Si no lo sientes en tu corazón
¡Tú no eres poeta!,
Porque para ser poeta
Debes haberse vivido el amor,
Y el tuyo no lo conoce,
Y nunca lo conocerá.

¿Y tú te llamas poeta?.
Tú no puedes ser poeta
Porque no has sentido
Jamás el dolor de los demás.
Tan solo te has preocupado por ti,
Tienes el corazón insensible,
Tan insensible lo tienes
Que en él no entra la compasión.
Si no la sientes en tu corazón
¡Tú no eres poeta!,
Porque para ser poeta
Debes tener compasión,
Por las personas que sufren,
Y tú no tienes corazón.


miércoles, 22 de febrero de 2017

corazón de hielo


 
Tienes el corazón de hielo,
Tan duro y frío como él,
Solo te quieres a ti misma,
El amor no puede penetrarlo
Por muy fuerte que esté.
Cuando te miras en el espejo
Te dices ¡que guapa soy!,
Lo afirmas, no lo preguntas,
Como la reina del cuento.

Tu corazón es tan frío
Que la llama del amor
No puede penetrar en él,
Se resiste a su calor,
Y tan duro…,
Que la flecha de Cupido
No puede traspasarlo
Por muy rápida que vuele.

Tu corazón es tan duro
Que en él no puede penetrar
El amor, ni ningún otro sentimiento,
Solo conoce el desprecio,
El orgullo y el desdén,
Solo te quieres a ti misma,
No sabes lo que es amar
Y si sigues así…,
Jamás lo vas a saber.

Cuando pierdas tu belleza
Tu vida será solitaria,
Entonces te darás cuenta
Que perdiste la oportunidad
De saber lo que es amar.
Cerraste tu corazón
A todo el que te brindó amor,
Lo amores que has despreciado,
Los que has dejado en el camino
Nunca los podrás recuperar.
Por eso nunca en tu vida
Conocerás la felicidad,
Y tendrás por compañera la soledad

domingo, 19 de febrero de 2017

La última ola


Cuando estás bañándote placidamente en el mar,
Y te quedas inerte, flotando en el agua,
Te das cuenta como las olas te llevan y te traen,
Igual que hace la vida…,
Pero la vida, en la última ola,
Te lleva, y no te devuelve donde estabas.
Será como si nunca hubieses vivido.
Vivías mientras sus olas
Te llevaban y te traían,
Hasta que llegó la definitiva,
La última…,
La que te la  arrebató.
De ti solo quedará lo que hayas sembrado
Mientras iban y venían las olas de la vida.
Quedarás en el recuerdo y en los corazones
De aquellos a los que hayas querido
Y te hayan correspondido,
Ellos nunca te olvidarán…,
Porque el que siembra cariño
Cuando estás bañándote placidamente en el mar,
Y te quedas inerte, flotando en el agua,
Te das cuenta como las olas te llevan y te traen,
Igual que hace la vida…,
Pero la vida, en la última ola,
Te lleva, y no te devuelve donde estabas.
Será como si nunca hubieses vivido.
Vivías mientras sus olas
Te llevaban y te traían,
Hasta que llegó la definitiva,
La última…,
La que te la  arrebató.
De ti solo quedará lo que hayas sembrado
Mientras iban y venían las olas de la vida.
Quedarás en el recuerdo y en los corazones
De aquellos a los que hayas querido
Y te hayan correspondido,
Ellos nunca te olvidarán…,
Porque el que siembra cariño
Recogerá multiplicado por mil
Todo el que en la vida haya repartido.
Y su recuerdo nunca se perderá en el olvido,
Quedará grabado en el corazón
De las personas que te han querido
Que dejes en este mundo
Cuando te hayas ido.